jueves, 26 de febrero de 2015

Para las Futuras Generaciones 158. Y ESCRIBIÓ HENOCH -.CAPITULO XCI

 antoniopastor555@gmail.com





Escribió Henoch:

LIBRO DE LAS EXHORTACIONES.

AMONESTACIONES A LOS HIJOS DESCENDIENTES.


CAPITULO XCI
1.   Libro escrito por Henoch para todos los Descendientes que vivirán sobre la Tierra. Y para las Futuras Generaciones que respetarán Rectitud y Paz.

2.   No hagáis que vuestro Espíritu sea turbado por causa de los Impíos. Porque el Gran Santo ha establecido un plazo para todas las cosas.

3.   Y el Justo se levantará del Sueño, caminará en los Senderos de la Rectitud y su camino y su conversación advendrán en Benevolencia  y Gracia eterna.

4.   DIOS será benévolo con el justo. Le dará eterna Beatitud y les dará Poder, Plenitud de Benevolencia y Rectitud, y él caminará en la Luz Eterna.

5.   Y el pecado desaparecerá para siempre en la Obscuridad y no será jamás visto desde aquel Día para la Eternidad.

Dijo Henoch:
“Escribo no para los míos, sino para las lejanísima generaciones futuras, para vosotros hombres que vendréis.....”(H)




“Mi parecer” es este:

Protegeros hermanos y hermanas, protegeros de los demonios que pululan en toda la Tierra, devorada por los maleficios que han nacido de sus injurias contra el Creador.
Protegeros también vosotros hombres, si es que podéis, porque su devorar es un devorar cruel que cuando infecta las almas, no tiene remedio humano.
El Único remedio es la Luz, la Purísima Luz de Cristo que todo Purifica con Fuego abrasador y Liberador de los deseos que los demonios infligen en los seres humanos desprovistos de cordura y de toda ciencia celestial.

A unos, los humanos débiles los someten, volviéndolos sus servidores, sus lacayos, sus colaboradores, sus cómplices en todos los aspectos de la vida.
A otros, los humanos fuertes los convierten en sus soldados, en sus frentes, les dan las prerrogativas de los musaray que luchan con los valores de la Bestia, disfrazada de cordero.

¡Mirad, observad!
¿No teméis?
¿Tan ciegos estáis que no os dais cuenta de como la infección de la Luz oscurecida os infecta, llenando de llagas vuestras almas?
¿No sentís el Poder del Divino como juzga cada una de vuestras acciones, pensamientos y sentimientos?
Yo os confirmo que el mundo está bajo el Yugo de un Juicio tan severo, como nunca ha conocido generación humana sobre la Tierra.
Un Divino Juicio donde las Fuerzas Contrarias, aquellas del Bien de Dios y aquellas del Mal contrario a Dios, están en plena batalla.
Una batalla en donde las pústulas y las úlceras de las almas de los demonios, de las almas de los endemoniados sangran cada vez más, contaminando con su maléfico poder las almas de los puros, de los simples, de los arraigados a la Suprema Luz Crística del Hijo que posee al Padre, y por el cuál se deja poseer, porque solo ÉL es Santo, solo ÉL es Omnipotente, solo ÉL es la Salvación de toda cosa.

¡Protegeros hermanos y hermanas!
¡Protegeros, porque es Verdad que este es el tiempo, en donde se completarán cien mil veces más crueles los delitos cometidos en el pasado, contra los Testimonios de la Luz!
No dejéis que la duda haga diana en vuestros corazones, y dejad de sosteneros por la Luz Purísima del Cristo Cósmico. ÉL y solo ÉL os descubrirá su Templo, escondido en la más remoto de vuestro interior, para gritar desde dentro y contra el mal con la Potente Voz del rugido del León, para volar sobre el mal con la Poderosas Alas del Águila, para tener la solidez del ataque que posee el Toro, y la Sagacidad del Hombre que ha despertado a la Única y Eterna Verdad de todos los Tiempos.
La Verdad que hará crecer en vosotros la Semilla de la Luz, una Semilla que jamás tendrá fin porque su Destino Universal es extenderse desde dentro hacia afuera, con la solidez de la Frecuencia Paradisíaca de un Futuro mejor, de un futuro lleno de los Eternos Valores que el Padre concede a Sus Hijos obedientes a su Ley.

¡Protegeros hermanos y hermanas!
¡Protegeros cerrando las puertas de vuestras Almas al mal disfrazado de bien; a la mentira revestida de falsa sabiduría: al odio disfrazado de humana justicia; al falso amor que condena y juzga; a la miserable y egoísta virtud de anteponer el “yo” sobre todo lo demás!
¡Protegeros porque el tiempo de la Apostasía Final es este, en donde toda la Ley de Dios será desvirtuada, en plateas llenas de palabras pero vacías de Luz!

Protegeos, por el Eterno Amor de Dios. Protegeos, hermanos y hermanas.

Esto os diría el Ancestral Enoch, que tiene el favor del Cielo para prevenir, y para poner a salvo lo salvable, en una Reunificación Perfecta con el Creador.

Sed todos benditos, hermanos y hermanas, y protegeros del mal avasallador que investirá la Tierra para su Purificación total y para el germinar de la Suprema Cualidad en el Espíritu querida y obtenida por Dios, el Uno.

Paz.

Un Héroe del Sol,
Meta Ton Zronon
U.H.S κοντά στο θρόνο

Vellisca, ..... horas del ..... octubre 2014.




Preguntas, opiniones, o criticas hacerlos en: 
antoniopastor555@gmail.com

o en facebook en:


trucos blogger